Y mira que me lo habían dicho…

¿Sabes eso que te repiten una y otra vez y tú dices «sí, sí, ya si eso lo miro mañana, que no estoy para meterme en más jardines…»?

Pues a mí en las últimas semanas me ha pasado un par de veces.

Una me va a meter en un pozo sin fondo para perder invertir tiempo por doquier… y la otra también, para qué engañarnos 😊😊

El asunto es que, a priori, a la segunda creo que le voy a sacar bastante más rédito, porque ya lo estoy exprimiendo con clientes y proyectos propios.

Hoy me toca hablar de lo maravilloso que me está pareciendo trabajar con Airtable y, especialmente, con el potencial que le estoy sacando a sus automatizaciones.

(Cuando Noemí Carro lea esto me va a correr a gorrazos, que lleva siglos hablándome de las bondades de Airtable 🙏🙏)

Si por alguna razón no conocieras Airtable, la definición más habitual (aunque se queda corta) es que es un Excel/Google Sheets supervitaminado con esteroides.

La realidad… es que es bastante más. Una brutal herramienta para gestionar tablas y auténticas bases de datos con muchísima potencia.

El caso es que estas semanas estoy trabajando en la implementación de un CRM extremadamente personalizado en Airtable y estoy exprimiendo más de lo que había hecho la parte de automatizaciones.

Sí, porque además de gestionar bases de datos y poder conectarse con otras herramientas… Airtable tiene un apartado propio de automatizaciones que es una delicia.

En el pantallazo que ves arriba, tienes:

  • Que cada vez que un lead cumple ciertos criterios se envían varios emails a distintas cuentas y se marca una fecha de seguimiento.
  • Que en otros casos se mande un mail con un formulario de Typeform en el que los leads rellenando algunos datos iniciales.
  • Que cuando se recibe ese «briefing» inicial, que está conectado con otra tabla de Airtable, se asocie a la ficha del lead
  • Envío de recordatorios en fechas clave
  • Que cada vez que se rellene un formulario (sí, también puedes crear formularios para rellenar las tablas más fácilmente), se ejecute un proceso que complete información y mande ciertos datos a un proceso de Make a través de un webhook

Y todo esto sin salir de Airtable. Bueno, salvo la última. Que arranca en Airtable y hace que se dispare automáticamente un proceso en Make con un código bastante sencillo de apenas 3 líneas.

Por si todo lo anterior se te quedaba corto.

¿Y a cuento de qué te hablo de esto?

Bueno, pues además de para contarte en qué ando y que hay vida más allá de Make, por si a ti también te interesa.

O por si se te enciende la bombilla y se te ocurre darle una oportunidad a Airtable.

O por si, como yo, llevas tiempo sin prestarle asunto.

No seas como yo… ¡Y échale un ojo! 👀

Y si ya te has dejado seducir por los encantos de Airtable o te está rondando la cabeza y te molaría que comentara más cosillas de esta herramienta… dame un silbidito, que lo tendré en cuenta.

(Quien dice silbidito… dice que me respondas a este correo, que igual me entero mejor).

Yo, mientras, sigo a lo mío.

Ahora toca planificar un recordatorio de seguimiento por Slack de los leads pendientes que aún no han rellenado la toma de requisitos 😉

Seguimos!

Santy 👋👋👋👋

PD: la otra madriguera de conejo en la que he caído… es la IA de Midjourney para generar imágenes . Pero esa es otra película 🎞️🎞️

PD2: a través de otra plataforma he conseguido ahorrarme unos 1.000$ en el plan de pago de Airtable. Si te interesa, cuéntame también y te hablo de ella.

¿Tu primera vez por aquí?

Cada jueves envío un e-mail con un consejo accionable para mejorar tu relación con el tiempo y que puedas dedicárselo a lo que realmente importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *