Mudanzando ando (frikada alert)

Todo eran risas… hasta que descubrimos que mudanza no eran vacas bailando.

A ver, al lío. Hoy no te hablo de lo que te quería hablar… pero aprovecho para contarte una frikada que lo mismo te resuena.

Es una de esas «automatizaciones personales» de las que muchas veces me preguntan. Por ver si podemos mejorar nuestra relación con el tiempo más allá de las cosas de trabajo.

😀😀😀

Me pillas, literalmente ahora mismo, entre cajas de mudanza y muebles desmontados.

Y, para cuando leas esto, espero ya no estar entre ellas y que todo esté guardadito en un trastero mientras yo abrazo el nomadismo durante unos meses.

No entraré en detalles, porque si lo has vivido ya sabes de qué va la vaina… y si no, prefiero que sigas siendo feliz 😊😊

Así que me centro en contarte cómo he conectado mi nueva pasión con Airtable con el trauma de la mudanza para hacerme la vida un poco más fácil

Sí. Lo que intuyes… es lo que es.

Para evitar el caos y organizar con un poco de criterio todas las cosas que tengo por casa me he montado una base de datos en Airtable para registrar:

  • Un código (que es el que pongo en la caja)
  • Un resumen de qué tiene
  • Varias fotos del contenido
  • Una lista detallada de objetos, libros, bla bla bla que tenga dentro
  • Dónde voy a dejar la caja (no todo irá al mismo sitio, cosas mías)
  • Si el bulto es una caja o un mueble (esto se calcula a partir del código)
  • La probabilidad de necesitarlo (que también se calcula con el código):
    • 3 – para cosas que voy a necesitar incluso antes de tener nueva casa
    • 2 – para las que serán útiles cuando tenga casa
    • 1 – dudo que las tenga que abrir en los primeros meses…

(Sí, el minimalismo y yo no somos buenos compañeros y esas cajas de probabilidad 1 son carne de acabar en la basura 🗑️)

Así, cada vez que cierro una caja, le hago unas fotos, le planto el código y relleno un formulario rápido desde el móvil para que se añada a la base de datos.

Next!

De momento, a los que me llevan la mudanza les ha parecido una delicia conocer con detalle los bultos que tienen que mover.

Y a mí me está ayudando a saber dónde llevo cada cosa… y sobre todo, pensando en mi yo del futuro, en cómo localizar ese libro que no sabes dónde narices pusiste.

Me encaja con el concepto de «tiempo compuesto» del que empecé a leer esta semana… y que me está haciendo reflexionar bastante.

Pero bueno, te dejo.

Ahora, sigo haciendo cajas, que me quedan unas cuantas tazas que empaquetar.

Y, si nada se tuerce, para la semana que viene sí que te cuento varias novedades que me tienen dando saltitos de alegría.

Seguiremos informando

Saludos, automatista!👋👋👋

Santy

PD: mejor no te cuento la frikada que está en camino, pero a Siri le están gustando las pruebas

PD2: ¿no notas nada diferente en el mail?

PD3: perdón por el chiste del principio

¿Tu primera vez por aquí?

Cada jueves envío un e-mail con un consejo accionable para mejorar tu relación con el tiempo y que puedas dedicárselo a lo que realmente importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *