Haciendo inventario del bolsillo de Doraemon

Siempre utilizo la misma metáfora cuando me preguntan por qué me flipaba tanto Integromat y ahora Make como herramienta de automatización.

Fácil: lo veo como la caja de herramientas más completa que puedo tener para articular las ideas que se me pasan por la cabeza.

Es medio obvio a estas alturas decir que es lo primero de lo que tiro cuando quiero implementar una automatización.

Y me consta también que es la primera opción para bastantes automatistas que leen esto.

Lo que igual no todos tienen claro es que:

  1. Make publica MUCHAS novedades e integraciones prácticamente a diario.
  2. Aunque son actualizaciones públicas cuesta seguirles el ritmo (o yo no tengo el hábito de revisar qué chaladura nueva han integrado en la plataforma).

Estos dos asuntos provocan que, en lugar de ser una caja de herramientas perfectamente ordenada en mi cabeza… se convierta en una especie de bolsillo de Doraemon donde metes la mano y mágicamente aparece (o no) la integración que estabas buscando.

Para que te hagas una idea:

En lo que va de año han incluido integración directa con 171 nuevas herramientas y 245 módulos nuevos para herramientas que ya existían.

Es más: solo el martes metieron 14 nuevas apps, como versiones rediseñadas del conector de WooCommerce o Teachable o la integración con Fulcrum, una herramienta con la que generar apps de formularios para toma de requisitos que no conocía y me parece una locura.

Necesitaba enterarme de todo esto, así que decidí ponerle definitivamente remedio y sacar del cajón una idea que llevaba meses aparcada.

Makeinando un chivato

Lo de aquí arriba es la primera parte del escenario que estoy montando.

Como no tengo (ni quiero ni creo que llegue a conseguir) el hábito de revisar regularmente las novedades de Make he decidido que el propio Make lo haga por mí:

  • Analizo las novedades
  • Me quedo con las últimas actualizaciones
  • Extraigo la fecha
  • Detecto si son nuevos módulos de apps existentes o nuevas integraciones
  • Almaceno un registro en Google Sheets (aunque seguramente lo pase a Notion en breve).

Va a ser mi manera de tenerlo todo organizado y controlado. Si conozco las cosas que van entrando deja de ser un bolsillo mágico y se parece más a la caja de herramientas que tenía en mi cabeza.

Así que, llegado a este punto, lo que quedaba era montar un sistema de notificación para que me llegaran esas actualizaciones agrupadas por una vía a la que preste más atención.

Por ejemplo, el mail. O Telegram.

Y ahí se me iluminó la bombillita 💡

¿Tiene sentido currármelo un poco más aún y montar un canal donde publicar estas cosas para tenerlas controladas o solo me interesan a mí?

[UPDATE] Desgraciadamente, en algún punto de este proceso Make decidió cambiar su página de actualizaciones y la automatización dejó de tener sentido 🥲🥲🥲🥲.

De todas formas, me quedo con el proceso de la automatización porque pude aprovecharlo en otros casos similares. Ojalá puedan retomar esa página para enterarnos de las novedades.

Seguiremos informando, automatista.

Santy.

¿Tu primera vez por aquí?

Cada jueves envío un e-mail con un consejo accionable para mejorar tu relación con el tiempo y que puedas dedicárselo a lo que realmente importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *