El sepsador de pollos con galones (historia real)

(Sí, lo de la errata es por evitar problemillas con los filtros de correo)

Hoy te cuento una historia de red flags 🚩🚩🚩🚩🚩, de mentes cuadriculadas a ratos (la mía) y de cómo seguir todo el proceso automatista del que te hablaba la semana pasada (ya sabes: saber pensar / saber hacer / saber practicar) en menos de 1 hora.

Te cuento.

Jeje. No. Ni de Blas

Hace casi un año que colaboro con Antonio en proyectos de analítica y automatización.

El nombre es inventado. La historia es real.

Antonio está especializado en analítica de procesos de venta para formaciones, mentorías, etc. Y yo le apoyo con algunos temas técnicos e intentando conectar esos puntos que aparentemente son inconexos (Ay! Bendito Integromat).

La historia arranca con una llamada allá por el mes de mayo que iba más o menos así:

– Santiago, me ha pedido F (cliente) un asunto y te necesito. Quiere saber si se apuntan más hombres o mujeres al evento, ya están cambiando la página web para pedir ese dato a los participantes. Pero falta hacerlo con los que ya están apuntados y tocará hacerlo a mano.

– Pero ya hay más de 2.300 personas apuntadas…

– Sí, por eso te llamo. Nos ponemos esta tarde entre los dos y yo creo que lo dejamos listo. Tú luego me facturas las horas que le echemos y listo.

Jeje. No. Ni de Blas. Son más de 2.300 nombres… Dame una hora que compruebe unas cosas y te llamo.

(46 minutos después)⏳

– ¡Listo, Antonio!

– Perfecto, ¿a qué hora empezamos hoy con el tema? ¿Cómo nos repartimos?

– No. No. Que ya está listo. Échale un ojo al cuadro de mandos, he añadido un gráfico de datos demográficos. Tenemos un 53% de público femenino y aproximadamente un 3% que no he podido calcular.

– 😳😳😳

РY tambi̩n lo he aplicado a los que finalmente compren el producto, porque si no esto no tiene ning̼n sentido como dato.

– 🤯🤯🤯🤯🤯

Vale. Te resumo el resto de la conversación, que esto es una newsletter y no una obra de teatro.

Hay procesos por los que mi mente cuadriculada no puede pasar. Es intolerable. Y uno de esos procesos es imaginarme haciendo (más de) 2.300 veces una tarea en la que mi aportación de inteligencia es nula.

Cojo nombre, elijo género, apunto en Excel y siguiente.

Jeje. No. Ni de Blas.. Por ahí no paso.

Lo que hice fue lo siguiente

  • Pararme a pensar si habría otro proceso de solucionar esto (8 minutos de saber pensar).
  • Buscar alguna herramienta, plataforma, API, Inteligencia Artificial o lo que fuera que me ayudara a delegar este proceso (5 minutos más de saber pensar).
  • Encontré una, a la que le pasaba un nombre y me devolvía si éste era masculino o femenino y un % de precisión. Y además vi que era factible integrarlo con Integromat (10 minutos de saber hacer)
  • Copié y adapté una automatización similar que había hecho una tarde haciendo básicamente tonterías que (parecía) que no llevaban a ningún sitio… y lo adapté a lo que necesitaba para este cliente (12 minutos de saber practicar) (aunque debería sumarle las horas de esa tarde perdida tal vez 🤨).
  • Hice algunas pruebas para comprobar que todo iba OK y pasé a comprar créditos de la herramienta (era de pago) (digamos que otros 6 minutos de saber hacer).
  • Total: 41 minutos. Los 5 minutos que faltan los dediqué a prepararme un café mientras la automatización hacía su magia unas 2.348 veces.

El proceso quedó de la siguiente manera: cada vez que alguien dejaba su nombre e e-mail en la página web, éste viajaba a la plataforma de email marketing, mi automatización se enteraba y preguntaba a esa “base de datos gigante” a qué le sonaba ese nombre.

Luego solo era cuestión de coger la respuesta (algo así como: con un 88% de probabilidad, Javier es un nombre masculino) y almacenar el dato.

Más allá de que le veas sentido o no a la distinción por género (yo no lo veía nada relevante), las conclusiones eran otras.

Hago automatip de hoy y te cuento mis conclusiones.

[Automatip / automatuit]

«Antes de hacer un proceso 2.348 veces sin aportar ni una neurona al trabajo 🛑 párate a pensar si podría hacerse de otra manera. Solo párate y piensa antes de empezar». #Automatip #2 de @automatistas. El jueves que viene más en https://ctt.ac/gZ6VF

Mis conclusiones del asunto:

  • Facturé mucho menos dinero a Antonio de lo que habría facturado por horas 🤷🏻‍♂️
  • Durante el año pasado replicamos ese mismo proceso en más de 20 proyectos y con casi 100.000 nombres analizados. Así que terminé facturando mucho más e invirtiendo muchísimo menos tiempo 💸
  • Se hizo un test A/B añadiendo el campo Masculino/Femenino en el registro, y la tasa de conversión cayó más de un 20% 🤯
  • Sin embargo, los datos que se recogieron ahí coincidían en más de un 90% con los de la herramienta automática 😍
  • Recuerda: antes de hacer cualquier tarea mecánica párate a pensar si existiría otra manera de hacerlo. Aunque al final acabes haciéndolo a mano deberías valorarlo.

¿Qué te ha parecido? ¿Se te ocurren casos similares en tu trabajo donde podrías encontrarte con algo así?

Si quieres compartirme algo, ya sabes que soy todo oídos.

Hasta el jueves que viene!

Santiago.

PD: igual para ti el género tampoco es relevante, pero piensa que podrías aplicar eso mismo con otras cosas. He visto hacer locuras cruzando ciudades de clientes con datos meteorológicos y fechas de pedidos… pero esa es otra historia 🤭🤭🤭

PD2: si te interesa conocer la herramienta, te la paso sin problemas. Conozco una gratuita (menos fiable) y otra de pago (bastante económica).

PD3: la semana que viene igual te cuento una de las primeras cagadas que cometí con esto de las automatizaciones.

¿Tu primera vez por aquí?

Cada jueves envío un e-mail con un consejo accionable para mejorar tu relación con el tiempo y que puedas dedicárselo a lo que realmente importa.

2 respuestas

  1. Holaaa! Brutal el podcast, gasolina para mis neuronas🔝, podrías decirme las herramientas? Yo pienso en un gpts con instrucciones específicas integrado a un csv donde se vuelcan los datos?

    1. Gracias, Noelia!!

      La herramientas es Gender API. Si lo buscas en Google te vas a encontrar muchas herramientas similares que funcionan así: peticiones sencillas a una API a la que le pasas el nombre y te devuelve el género.

      Un saludo!
      Santy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *