Caer en mi trampa

No una, sino dos veces:

➡️Poner la tecnología por encima de las personas.
➡️Correr antes de andar.

Son un par de los errores que detecté en la fase de validación de un proyecto en el que estoy metido (un marketplace de alquiler de bicicletas). Ojo, que la cosa salió bien, se validó el MVP y en breve salimos con la nueva versión… pero ahí se quedan los errores.

Especialmente el primero, que choca muy de frente con el Automatizar para humanizar del que siempre hablo.

Si lo pienso… realmente tiene mucho sentido. Como te decía la semana pasada, conseguir la habilidad de multiplicar el tiempo gracias a la automatización supone una batalla continua con tu subconsciente. Él diciéndote que vivir en piloto automático está bien. Y tú, adelantándote con la mentalidad adecuada para poder dedicarle tiempo a lo importante.

Pero bueno, que me lío. Y antes de contarte el caso práctico de hoy y cómo hemos trabajado para corregir ese primer error, voy con una aclaración.

¿Hasta que día estarán las plazas abiertas?

De una u otra manera me ha llegado la pregunta sobre cuándo cierro las plazas del Desafío Automatista.

Y, de momento, no voy a cerrarlas. Solo si se me va muy de madre el tema del soporte, cerraré por unos meses (cosas de atender los emails manualmente para resolver todas las dudas).

Vamos, que si quieres empezar a dominar tu agenda y aprender a automatizar desde cero, puedes entrar ya al Desafío. Pero que sea por eso, por aprender a multiplicar tu tiempo. Y no porque yo te presione con las fechas 😜

Ahora sí, te cuento una aventura en forma de solución automatista:

Como te decía, uno de los errores del MVP fue hacer algo tecnológicamente complejo que no se adaptaba a las necesidades ni del público ni del equipo.

Así que, decidimos pivotar. Después de identificar todas las piezas del marketplace externalizamos toda la gestión del catálogo hacia un entorno personalizado en Airtable.

Lo de arriba es uno de los ejemplos: cuando firmamos un acuerdo con una nueva marca, toda la gestión de alta, contratos, etc se hace desde Airtable. Y, en el último paso, sincronizamos los datos con la web pública (hecha en WordPress).

El proceso hace lo siguiente:

  • Se activa bajo demanda, al hacer clic en un acceso rápido que hemos configurado.
  • Busca todas las marcas que tienen una actualización pendiente de publicar en Airtable (porque hemos podido modificar el logo o algún detalle, por ejemplo).
  • Recuperamos los datos completos de la marca.
  • Si tiene foto y ha cambiado, la subimos a WordPress.
  • Si es un registro nuevo, lo creamos con sus datos. Y si ya lo teníamos, lo actualizamos.
  • Para terminar, volvemos a Airtable y lo marcamos como listo ✅✅, para informar de cuándo se actualizó.

Un paso que falta ahí, porque lo estamos desplegando ahora: cuando se publica una nueva marca (o una nueva tienda, modelo de bicicleta o localidad), se manda un aviso por mail a la persona responsable de los contenidos.

Así podemos disociar por completo la gestión de catálogo y la de contenidos/marketing/SEO:

  • Nadie tiene que aprender herramientas sobredimensionadas para su función.
  • Ni hacer procesos complejos por adaptarse a la herramienta.

La automatización nos permite poner la tecnología al servicio de las personas. Y no al revés, como decía arriba.

Hasta la siguiente, automatista! 👋🏻
Santy

PD: este caso es un extracto de la charla que daré en un par de semanas en la WordCamp Valencia. Si te pilla por allí… pásate y charlamos! (también estaré este finde en la de Madrid).

PD2: lo de los bigotes en los módulos de Make es cosa del modo movember que puedes activar en tu cuenta 😂😂😂

PD3: si no tienes cuenta en Make, te recuerdo que con este enlace tienes un mes gratis con 10.000 operaciones, que lo digo bastante poco y es bastante jugoso.

PD4: y si tienes cuenta pero no sabes sacarle partido… te re-recuerdo lo del Desafío 😂😂

¿Tu primera vez por aquí?

Cada jueves envío un e-mail con un consejo accionable para mejorar tu relación con el tiempo y que puedas dedicárselo a lo que realmente importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *